Hoy queremos hablarte de las fianzas en los contratos de alquiler, en concreto de la devolución de la fianza del alquiler. En muchos casos, el arrendador no quiere devolver la fianza de alquiler porque entiende que hay desperfectos o simplemente no la devuelve.

Si tienes un contrato de alquiler finalizado y tu casero o arrendador no quiere devolverte la fianza, sigue leyendo porque podemos ayudarte a resolver tu problema.

¿Qué es una fianza?

firma contrato alquilerLa fianza es uno de los temas con mayor controversia a la hora de finalizar un contrato de arrendamiento.

El hecho de que deba existir una fianza viene regulada en la propia ley de arrendamientos urbanos (Art.36) y es obligatoria en un contrato de alquiler.

La fianza de alquiler se establece para responder a todas las obligaciones derivadas del contrato una vez que este finaliza. En este sentido, garantiza al propietario una respuesta del inquilino  por cualquier desperfecto, problema, impago o arreglo que haya que hacer… En general, la fianza garantiza al propietario frente a los posibles desperfectos que pueda haber en el inmueble.

Dependiendo del tipo de inmueble que se alquile, la cantidad de la fianza debe ser equivalente a 1 mes (si el inmueble está destinado a la vivienda) o 2 meses (si está destinado a otro uso) del importe del alquiler. 

Por otra parte, si que es posible acordar con el arrendatario más garantías como por ejemplo aumentar la cantidad de la fianza de 1 mes a 2, 3, 4 meses… o también un aval bancario etc. 

Esto es, sobre todo, para garantizar un seguro en el caso de que, al terminar el contrato de alquiler, los gastos o desperfectos sean superiores al importe de la fianza depositada al inicio del contrato.

Depósito de la fianza de alquiler

El depósito de la fianza debe llevarla a cabo el arrendador del inmueble de forma obligatoria en la oficina pública competente de la comunidad autónoma donde se encuentra el inmueble.

Se puede realizar el trámite telemáticamente descargando los modelos correspondientes en la página web del depósito de fianzas de la comunidad que corresponda.

Desde este enlace de inmoemprende.es puedes acceder a todas y cada una de las oficinas públicas de cada comunidad autónoma.

Plazo de devolución de fianza de alquiler

La fianza debe devolverse al inquilino una vez finalizado el contrato de arrendamiento cuando se hayan descontado los costes de los desperfectos del inmueble si los hubiera. También se pueden descontar pagos de averías o lecturas del contador de luz por ejemplo.

Una vez acordados y descontados esos desperfectos u otras averías o gastos, el arrendador tiene un mes para devolver la fianza al inquilino. Si transcurrido este tiempo, el arrendador no devuelve la fianza o el resto de ella, el inquilino podrá reclamar y también el interés del dinero de la misma. Que en este 2021 se corresponde con el 3% de la cantidad adeudada.

Devolución fianza alquiler

Este es uno de los puntos más controvertidos a la hora de la devolución de una fianza de alquiler. 

Existe una presunción legal que consiste en que: si el contrato de arrendamiento no incluye una descripción e inventario de todos los bienes en la vivienda existentes y los desperfectos que pudiera haber en ella a la entrega de llaves al inquilino, se considera que la vivienda se encontraba en perfecto estado al entregársela a este.

Devolución de Fianza de Alquiler desperfectos

 Por eso es recomendable que cuando vayas a alquilar una vivienda pidas al arrendador un inventario y acuerdes con él una descripción de los desperfectos que se consideren.

 En caso contrario, el arrendador puede acogerse a esta presunción legal y justificar la no devolución de la fianza por desperfectos, averías etc. A pesar de que el inquilino no haya sido el causante de dichos desperfectos.

 En este supuesto, es el inquilino quien debe demostrar que no ha sido el causante de dichos desperfectos. Debe romper esa presunción recopilando todas las pruebas existentes que puedan demostrar  que la cantidad de la fianza depositada al inicio del contrato debe ser devuelta. 

Si hay alguna prueba del estado en que se entregó el inmueble y contradice la versión del propietario, se podría devolver la fianza sin problema.

Pruebas para garantizar la devolución de la fianza del alquiler

reclamacion Devolución de Fianza de Alquiler

  • Especificar el estado real de la vivienda a través de un inventario o lista de bienes que se encuentran en el inmueble.

 

  • Una descripción de desperfectos y otras vulnerabilidades del estado de la vivienda al firmar el contrato de alquiler.

 

  • En el momento de abandonar la vivienda a la entrega de llaves, hacerlo en la vivienda para que el propietario pueda verificar la vivienda y se firme el acuerdo de que el inmueble se entrega en perfecto estado en el momento de la entrega de llaves.

 

  • Realizar fotografías o vídeos de la vivienda donde se vea perfectamente su estado en una fecha concreta.

 

  • Correspondencia (por ejemplo por correo electrónico) donde se comunique al arrendador los desperfectos encontrados.

 

Estas pruebas podrían marcar la diferencia entre recuperar la fianza de alquiler o perderla.

 

Si no te devuelven la fianza de arrendamiento

En el caso de que el arrendador no quiera, no pueda o por cualquier otro motivo, no te devuelva el importe íntegro de la fianza (siempre, habiendo descontado desperfectos, averías, otros gastos derivados del contrato…) se podría reclamar esa fianza transcurrido un mes tras la finalización del contrato de alquiler.

 

Proceso para reclamar una fianza

En primera instancia, se podría realizar un requerimiento por escrito y firmado por el inquilino (de forma extrajudicial) donde se exprese claramente que se desea la devolución de la fianza habiendo una vez finalizado el contrato y estando de acuerdo en que no hay desperfectos u otros descuentos.

Si aún así, el arrendador se niega a ejecutar la devolución de la fianza, se podría reclamar por vía judicial a través de un procedimiento de monitorio. Este procedimiento sustituye al largo y caro juicio ordinario. 

En casos en los que la fianza no supere los 2.000€, el inquilino podrá presentar la reclamación sin necesidad de un abogado o procurador. Aún así, recomendamos la asistencia de un abogado experto en reclamaciones para garantizar más el éxito de dicha reclamación de la fianza.

 

Preguntas frecuentes 

Devolución de Fianza de Alquiler FAQ

¿Para qué sirve la fianza de alquiler?

La fianza del alquiler sirve para garantizar al dueño del inmueble que, una vez terminado el contrato de arrendamiento, podrá subsanar económicamente aquellos gastos derivados de los desperfectos, averías u otros gastos que los inquilinos no hayan subsanado y que no estén contemplados en el contrato de alquiler.

¿Puedo usar la fianza para pagar mi último mes de alquiler?

A pesar de ser una práctica habitual en los contratos de alquiler, no es legal emplear la fianza como pago del último mes de alquiler del contrato de arrendamiento.

¿Dónde depositar la fianza de un inmueble?

La fianza debe ser depositada en la oficina o el organismo público que corresponda a la comunidad autónoma donde se encuentre el inmueble. 

¿Qué sucede si el arrendador no deposita la fianza?

El depósito de la fianza es una obligación del arrendador. El hecho de no depositar la fianza puede incurrir en sanciones importantes al arrendador. 

Además, el no depositarla tampoco impide que el contrato de arrendamiento sea efectivo o existente, es decir, a pesar de que el arrendador no deposite la fianza, el contrato sería vigente perfectamente.

Contacta
Share via
Copy link
Powered by Social Snap